Star Wars The Last Jedi: dando paso a lo nuevo

2 comentarios

A long time ago in a galaxy far, far away… 

¿Es posible que algo tan simple como esa introducción consiga erizarnos la piel de la forma en que lo hace? La respuesta es un contundente sí. Ansiedad, emoción, expectativa, son algunas de las cosas que solo una película de Star Wars puede despertar de manera tan intensa. Alegría y satisfacción, son dos de las sensaciones que despertó en mí después de verla. Es por eso que, por primera vez desde que este sitio existe, se viene un artículo con spoilers, desde ya es prudente decir a partir de ahora que: SPOILER ALERT.

last-jedi-2mb

          The Last Jedi tiene, para mí, un poderoso y claro mensaje, del que ya vamos a hablar y que es diferente totalmente al de su antecesora The Force Awakens, marcando distancia con las demás películas de la saga. No es perfecta, no está exenta de errores, sufre de bajadas importantes por lapsos y, a su vez, emociona hasta alcanzar un nuevo nivel, muestra una nueva dirección a seguir, presenta los elementos de este nuevo camino, marca un punto de quiebre (para bien) en la franquicia. Y eso no es poca cosa.

          Para quién les habla, The Force Awakens fue muy buena, pero su estrategia se apoyaba en un bien logrado fan service. No, no por eso es mala. Seguía la rutina de las anteriores, tomaba características de la trilogía original que funcionaron muy bien y las potenciaba, explotaba el argumento original, aprovechaba a las figuras “viejas” y apostaba a la nostalgia. The Last Jedi no hace absolutamente nada de esto. Es más, toma esta receta y hace exactamente lo contrario.

how-much-star-wars-the-last-jedi-might-earn-its-opening-week_whhx

          La historia esta vez no es sobre las implicancias políticas de la lucha entre dos sistemas –porque si, alguna vez lo fue-. Es sobre dos jóvenes, Rey y Kylo Ren, que representan lo “nuevo”, lo que se viene, buscando el equilibrio en La Fuerza. La clásica lucha entre el bien y el mal, elevada a un nuevo nivel. Porque, finalmente, ¿qué tan bueno es lo bueno y qué tan malo es lo malo? Ambos lo interpretan a su manera e inician una búsqueda por darle un sentido a sus respectivas luchas y encontrar el equilibrio de La Fuerza.

          En esta dualidad entre ambas posturas se sostenían un montón de teorías (una fiebre de dimensiones que solo Star Wars comprende) sobre quién cambiaría de bando, quién dejaría de luchar, quién venía de donde…y podría seguir así indefinidamente. Es otro punto que me gustó de la película: quitaron relevancia a todas estas opciones. Empiezo mencionando que la muerte de Snoke me pareció acertada, en la búsqueda por maximizar la figura de Kylo Ren como el gran villano; dentro de la historia de Kylo, estuve muy a favor de que dejará de lado ese alter ego imitador de Darth Vader que no le otorgaba una identidad propia e intimidamente, me parece que ahora sí el personaje alcanzó su verdadero potencial. Punto aparte para la revelación de los padres de Rey: unos don nadie. Nada de Luke, nada de La Fuerza, nada de nada. La explicación más sencilla es, muchas veces, la correcta.

star-wars-the-last-jedi-rey_1511941653164

          Siendo justos (?), en esta nueva visión planteada por la película hay aspectos a mejorar: diálogos a veces incongruentes, chistes innecesarios con el sello de la empresa del ratoncito detrás (por ejemplo: la continuación de la escena donde Rey entrega el sable a Luke y este lo arroja como si nada me dio ganas de romper algo); ni que decir sobre la sub trama entre Finn y Rose a la que todavía no le encontré relevancia, ni a todo lo que envolvía la historia del casino (incluido el totalmente intrascendente personaje de Benicio del Toro), ni la escena de Rose salvando “románticamente” a Finn cuando iba a sacrificarse por la Rebelión (el sacrificio en sí constituía una mayor muestra de amor, si se quiere, que lo hecho por Rose).

          Así como en Finn y Rose no encontré nada que me llamará la atención, lo opuesto me pasó con el papel de Poe Dameron en la historia: me pareció sobresaliente y sumamente justificado y necesario para la trama. Lo mismo con las apariciones de Leia (solamente felicidad al ver a Carrie Fisher) y ese qué sé yo que sentía por dentro pensando que cada escena suya podía ser la última.

          Y llegamos, por fin, a lo bueno. Rey, Kylo, Luke y un ingrediente sorpresa. Todos los condimentos para servir este platillo por el que todos estábamos expectantes. La revelación sobre lo que motivó a Kylo a pasarse al lado oscuro, el temor de Luke y su discurso sobre la necesidad de desaparecer a los Jedi y buscar un nuevo punto de equilibrio en La Fuerza, las dudas sobre qué posición iba a tomar Rey en todo esto (dudas que tuvimos solo nosotros, porque ella no pudo mantenerse más firme e incorruptible). Todo mezclado y coordinado en una trama donde lo viejo por morir no termina de morir y lo nuevo por nacer no termina de nacer.

star-wars-the-last-jedi-opening-scene-first-impressions_v95p

          Kylo y Luke entendieron la necesidad de refundar todo lo que conocían (y conocemos todos), de que lo viejo debe irse para dar paso a lo nuevo. Solo que el primero quiere lograrlo acabando con todo y el segundo dando lugar a la vida, al nacimiento de algo más. Rey es el punto medio, la disputa de ambos, pero no lo suficiente para convencer a un temeroso Luke. Es por eso que aparece Él, el ingrediente sorpresa: “Young Skywalker. Missed you, I have…”. Yoda estaba ahí y yo me atajaba para no llorar. Su mensaje era claro: nada de lo que habían construido y defendido importaba ya, nada de lo que se había hecho mal implicaba una derrota definitiva: “The greatest teacher, failure is”. Ya para este entonces había entrado algo en mi ojo.

          La batalla que sostienen Kylo y Rey, después de matar a Snoke, contra sus soldados es –cuanto menos- espectacular y muy bien coreografiado, pero el encuentro final entre Luke y Kylo, el maestro y el discípulo, el tío y el sobrino, era por demás emotivo incluso sin que hayan combatido realmente. El sacrificio de Luke pasando a formar parte de La Fuerza y la desorientación de Kylo quién se creía vencedor, fueron suficientes para que los rebeldes escapen y, de paso, conozcan las verdaderas capacidades de Rey. Lo mejor todavía está por venir.

          Digo esto porque The Last Jedi no es el final de nada, sino el nacimiento de todo. De un arco completamente nuevo a partir de ahora, a través del que se construye todo su mensaje y que es lo que lo hace tan excelente: lo viejo debe dar paso a lo nuevo.

Anuncios

Plural: 2 comentarios en “Star Wars The Last Jedi: dando paso a lo nuevo”

  1. está también jugó con la nostalgia, ¿por qué crees que le pusieron al Yoda tru sino? y también con eso de las despedidas y lo que mostró r2-d2, etc (?) a mi me re gustó   y a diferencia con The Force Awakens esta se animó a más, la otra era una copia de las otras con caras nuevas.

    Me gusta

    1. A mi no me gustó…me encantó. Me gustó más que The Force Awakens, incluso. Y si, tuvo sus elementos nostálgicos. La diferencia para mí está en que TFA se apoyaba principalmente en el factor nostalgia y The Last Jedi no. Y ese es un golazo de The Last Jedi.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s