Manhunt: Unabomber y lo fascinante de la obsesión

No hay comentarios

El Diccionario de la Real Academia Española define “obsesión” como: perturbación anímica producida por una idea fija. Empiezo aclarando esto porque cuando encontré esta definición estuve 200% convencido de que era la mejor palabra a utilizar en el título y la mejor palabra para describir esta tremenda serie que es Manhunt: Unabomber.

La serie está basada en hechos reales, narrando la historia del unabomber Ted Kaczynski (brillantemente interpretado por Paul Bettany), a quién se apodó así al hacerse conocido por enviar cartas bombas con el fin de ganar notoriedad y hacer públicas sus ideas sobre la sociedad industrial y la influencia de la tecnología en el desarrollo de las personas, a través de su manifiesto: “La sociedad industrial y su futuro”. Este sobrenombre viene de las iniciales “University and Airline Bomber” (Terrorista de Universidades y Aerolíneas), ya que es a donde enviaba sus cartas con explosivos.

manhunt-unabomber-big__large

La contraparte de Kaczynski es el agente del FBI Jim Fitzgerald (Sam Worthington), quién tiene el trabajo de atrapar al unabomber (primero) y conseguir que se declare culpable (dos años después), empezando un juego del gato y el ratón sumamente cautivante y que termina demostrándonos que ambos no son muy diferentes entre sí, sino que tienen muchas cosas en común.

Ambos coinciden principalmente en su profunda obsesión por sus trabajos y el mensaje que estos encierran. Kaczynski, por un lado, no estaba verdaderamente interesado en matar gente, más bien lo consideraba como un vehículo para hacerse escuchar; incluso, llegado el momento, es capaz de cualquier cosa, menos de reconocer algún grado de desorden mental que pudiera alterar el juicio que los demás pudieran tener sobre su obra. Para él, su legado trascendía su propia existencia.

1242911076001_5541491045001_UNIBOMBCLIP-12810

Por otra parte, Fitz estaba decidido a probar su valor como agente y, sobretodo, el valor de su trabajo investigativo que se enfocaba en la lingüística y la idioléctica que, de hecho, es lo que termina jugando un papel clave para atrapar al unabomber en primer lugar. Fitz es capaz de dejar todo y a todos de lado, con tal de llegar al fondo del caso. Al grado de terminar adentrándose en las ideas de Ted, aceptando y respetando su trabajo. Cuestionando la sociedad en la que vive.

Y es que ambos son incomprendidos por sus pares, por las razones que sean. No consiguen encajar en los distintos grupos sociales en los que les toca desenvolverse y se sienten discriminados cuando su visión de las cosas parece ser vista con ojos raros por parte de los demás. Ese conflicto con el resto de la humanidad es el que hace que entiendan su vida como parte de una gran traición y a la obsesión por su trabajo y su legado en la tierra como la única forma de hacerse escuchar, como el único método de sobresalir en esa sociedad que tanto los relega. Y tal vez tengan razón.

Si bien la serie resulta atrapante y absorbente, no lo es por el caso en sí, es más bien por como explota conceptos básicos como “obsesión”, “legado” y “mensaje”. El desarrollo de todos los personajes –sobretodo el de los dos principales, pero ninguno queda exento- gira alrededor de estos términos. Es su búsqueda, su motivación, su objetivo principal.

FOTO-2

Al mismo tiempo su grado de atención a los detalles, al estudio de la psicología y el pensamiento humano me recordó un poco a otra serie que está Netflix: Mindhunter. No voy a establecer comparaciones ahora porque se me hace tarde (?), pero esto fue lo que opiné de dicha serie en su momento.

En definitiva, creo que Manhunt: Unabomber explota de manera sumamente satisfactoria a dos antagonistas con más cosas en común que opuestas y presenta de manera fascinante un tema tan contraproducente como la obsesión. Obsesión por una idea, por un legado, por dejar un mensaje. Nos deja preguntándonos que tan dispuestos estamos a obsesionarnos por trascender en la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s