Deadpool 2: el arte de no tomarse en serio

No hay comentarios

Hay quienes aseguran que las segundas veces son mejores. Después de Deadpool 2, muchos estarán de acuerdo. Y yo, yo primero necesito que definamos de que hablamos cuando hablamos de “mejor” (?). Lo primero que pienso cuando mencionamos segundas partes mejores que la primera, es en El Padrino ll, pero ey, ni siquiera voy a ir por ese camino porque Deadpool 2 va por totalmente otro lugar. Por exactamente el camino opuesto, diría yo.

Transita por otro camino, porque en lugar de redefinir lo que hizo en la primera entrega, presentando algo novedoso, toma los elementos más divertidos y atractivos y los potencia. Es decir, repite su fórmula, pero la mejora, le pone más condimentos y eso sabe mejor. Mucho mejor.

deadpool2-11b9a097142bfb5302df56b41edc127a-1200x600
Explota los chistes, las respuestas y recursos ingeniosos que parecen tirados de los pelos e imposibles en cualquier otra película que no sea Deadpool. También están las referencias, por el amor a las chimichangas, las referencias en esta secuela son excelentes. Todos estos elementos, secundarios y complementarios muchas veces, pasan a ser esenciales para disfrutar esta segunda parte.

Digo esto, porque a nivel ingenio, diversión y comedia (me parece que ya no cabe ni necesidad de mencionar que se trata netamente de una comedia) supera bastante a su predecesora, pero a su vez relega el peso del sustento en la trama y la motivación y desarrollo de sus personajes, por ejemplo: para los que disfrutábamos más a un Deadpool sanguinario y solitario, antes que acompañado. Pero, de vuelta, se trata de una comedia, que no se toma en serio y lo grita a los cuatro vientos. Ese es su arte.

deadpool-2-vimos-a-la-x-force-en-el-trailer-main-1518109528

Ya que mencioné la renuncia a una porción de protagonismo, vale decir que Ryan Reynolds continúa impecable dentro de su papel, con una habilidad notable para explotar el lado más divertido del personaje y una capacidad incansable de reírse de sí mismo. Josh Brolin ya tenía mi corazón como Thanos, pero después de verlo interpretar a Cable no puedo decir por cuál papel regalárselo (?). Detrás de estos dos protagonistas, me parece que había igualmente un gran cast, como: Terry Crews, Bill Skarsgard, Jack Kesy, etc., pero para los cuáles fue imposible compaginar todo el tiempo en pantalla. Igual, bien valió la presentación de la X – Force.

deadpool-2-trailer-image-21

La trama, su concepción, desarrollo y culminación, son entretenidos, pero ni por asomo el punto fuerte de la película. Y eso ni siquiera se torna preocupante, sobre todo cuando uno llega a la escena post créditos (fácilmente de las mejores que haya visto desde siempre). Básicamente, está segunda entrega nos deja un sinfín de posibilidades nuevas y por descubrir dentro del Universo de Deadpool. Tantas que expandir todas las teorías (pese a que Ryan Reynolds dijo que desconfía de una tercera parte) nos llevaría toda una entrada aparte.

Existen casos donde las segundas veces son mejores, existen casos donde nunca debieron existir y casos donde las segundas veces no son ni mejores ni peores, pero son geniales como tales. ¿En que categoría entra Deadpool 2? ¿Qué carajo importa cuando te reís de principio a fin, con una película que te pide a gritos que lo hagas y que no te tomes nada tan serio? Es una secuela genial y sumamente divertida, que demuestra lo que se puede lograr con un poco de creatividad, ingenio y maximum effort.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s