Daredevil 3era Temporada: nuestras luchas internas

No hay comentarios

No es la primera vez que escribo sobre Daredevil, pero si es la primera vez que lo hago para este sitio. La vez anterior, para su segunda temporada, me gustó adentrarme en el dilema que implica convertirse en un héroe. En esa lucha casi dicotómica e interminable entre el protagonista y Punisher que, me parece, representa un poco de esas luchas internas que muchas veces tenemos con nosotros mismos y la dualidad de nuestra moralidad. Me pareció, en su momento, lo más atractivo de esa temporada. Decidí obviar la innecesaria trama mística con ninjas (?). Hoy me corrijo, no es lo mejor de la segunda temporada: es lo mejor de toda la serie.

La tercera temporada explota al máximo este concepto, pero le añade otros igualmente atractivos y enriquecedores. Iba a continuar esta idea resaltando lo bien que construye y ata varias tramas igualmente importantes, pero me encontré con una explicación de –me paro- el Maestro Guillermo del Toro –me siento- cuando habló de por qué le gustaba Better Call Saul (serie de la que también hablamos por acá) de esta forma: “La trama es ritmo, la historia es melodía”. Así que lo que quiero decir es que esta serie construye fantásticamente varias historias igualmente fascinantes a lo largo de esta temporada. Gracias Guillermo por tanta luz.

CotRE7b

Y es que el error con esta clase de series en Netflix, muchas veces es extenderse demasiado en su duración, pero en Daredevil no solo no es un error, sino que es un acierto. Los 13 episodios parecen venirle como anillo al dedo como para preparar un terreno plagado de historias en las que cada persona se desarrolla de la mejor forma y aprovecha su propio espacio.

Para ir punto por punto, el dilema del héroe de Matt continúa después de haber sobrevivido a la batalla final en el cierre de The Defenders. Su fe está quebrada, su vida parece no tener norte y su lucha es más interna, contra su propia moral y valores que, entiende, no le sirven para nada, ni a él ni a nadie. Está en un enfrentamiento con sus creencias, antes que con algún enemigo. Y es esta encrucijada lo más atractivo del comienzo del personaje, porque es algo con lo que todos podemos identificarnos.

yBYhIju2bUmH8dXEvt7eyoVgpRX

El desarrollo de Kingpin es genial y el trabajo de Vicent Donofrio tan impecable y prolijo que da para pedirle que por favor tenga consideración por el resto de sus compañeros de elenco y deje de robarse cada escena en la que aparece (?). Un villano manipulador, preciso y meticuloso, pero de carne y hueso, y hasta capaz de amar. Y capaz de cometer errores por amor. Encuentra su punto más maquiavélico en esta temporada, pero también el más humano y sentimental.daredevil-temporada-3-trailer-1538752827

Mi gran favorito dentro de esta temporada, así como Punisher lo fue en la anterior, fue el agente Ben Pointdexter (quién inicia su transformación en el villano Bullseye). Conocer su historia, sus orígenes, su motivación y sus conflictos resultó algo sumamente atrapante. El recurso empleado cuando Wilson Fisk lee su expediente, ambientando el lugar como una representación teatral de la vida de Pointdexter me pareció brillante y psicológicamente excelente. De vuelta, un gran acierto de esta serie es aprovechar de la mejor forma su tiempo y cautivar a uno en cada momento que pasa.

g33RJSvi2fG8FpAoH8cGABfVan9

En todos los personajes logra instalar esa representación tan humana que constituye el debatirse en lo que son como personas. En la moralidad y reprochabilidad de sus actos. Las historias de la agente Nadeem y Karen Page no fueron la excepción. El primero en un comienzo consigue alterar los nervios de cualquiera (me incluyo), pero después entendemos que es una persona con problemas, con dudas, con una familia que cuidar y, por ende, el doble de miedos y vacilaciones. A Karen la vemos menos impoluta que antes, con un pasado tormentoso, con errores, con dramas por resolver que quizás nunca se resuelvan, con las que a lo mejor simplemente debe aprender a vivir.

Haciendo este desglose por los personajes más destacados, podemos entender que todos tienen algo en común: ninguno es 100% bueno o malo. Todos son héroes y villanos dentro de sus propias historias. Y son estas historias las que se construyen y giran alrededor de una gran trama principal que se va desenvolviendo a lo largo de la temporada. Ritmo y melodía, como decía Del Toro, para una serie con recursos narrativos y técnicos excepcionales: al ya mencionado del expediente de Pointdexter, podemos sumarle los diálogos que Matt sostenía, en su imaginación, con Fisk y su padre, que no son otra cosa que la representación de su debate interno; los juegos de cámara tan limpios en cada secuencia de acción, dejándonos sentir que somos parte de cada pelea; y él ya clásico plano (o falso plano secuencia). Todo esto para una temporada que realza la idea de que, muchas veces, entre más humana sea una historia de héroes, más nos gusta. A lo mejor por lo bien que representa el conflicto que tenemos con nosotros mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s