Winter is Here: la larga espera

No hay comentarios

En esta entrada pueden haber SPOILERS de este episodio de Game of Thrones, así como de temporadas anteriores de la serie.

Dos años. 595 días en total. Eso duró la espera de todos nosotros por el comienzo de la temporada final de este descontrol que se llama Game of Thrones. Algo dejó de ser una simple serie para pasar a convertirse en un evento de magnitudes impensadas anteriormente. Motivo de debates, largas conversaciones, reuniones y tendencia en las redes sociales. Una auténtica locura. Con tanta ansiedad y anticipación en el ambiente, este primer episodio de la temporada final, llamado “Winter is here”, tenía muchas cuestiones que cumplir.

Con un cambio bastante vistoso y atractivo en la intro favorita de todos y que nadie nunca se salta, las primeras imágenes son una ostentación tras otra de la producción. Un despliegue grandioso que deja en claro que es la serie del momento, lo sabe y no tiene problemas en presumir al respecto.

Sobre el desarrollo del episodio en sí hay que decir que se trata de un gran fan service: como dijimos, había una ansiedad muy grande en el ambiente que había que calmar. La espera ya duró 2 años, no se podía detener más la necesidad de respuestas a varios puntos de su historia. Así que va directamente al grano, con muchos reencuentros, confesiones y descubrimientos. Ya no hay viajes largamente detallados, ni historias de relleno. Saltamos de una escena a otra, viendo cómo se atan ciertos hilos que venían estirándose desde la primera temporada y como se desenvuelven otras, de la más reciente.

Un encuentro detrás de otro, cada uno con su propia carga simbólica y emotiva, pero sin dudas había uno particularmente esperado por la mayoría:


Mientras tanto, Cersei accedía por fin a la invitación (?) de Euron Greyjoy, pero parecía más concentrada en conseguir elefantes para su ejército (por alguna razón que todavía desconocemos). Y es que esa fue otra constante en este último primer episodio: la dosis de humor no tan propia de la serie, estuvo presente en casi todas las escenas y momentos claves de la misma. Uno creería que puede tratarse de un recurso más, simplemente para hacer más ameno y divertido este retorno que tanto se esperaba, y que, llegados los momentos de mayor clímax dramático (en los futuros episodios) esta no será la constante.

Screen_Shot_2019_04_14_at_9.10.50_PM

Para momentos de enorme tensión esta la revelación que tanto veníamos anticipando y esperando de la temporada 7. El bastardo que no es tal, sino heredero del trono más incómodo del mundo. Jon Snow es en realidad Aegon Targaryen, hijo de Rhaegar y Lyanna Stark. Así se lo hace saber Sam (a pedido de Bran) justo delante de la tumba de Ned, quién lo había criado como si fuera su hijo, en un momento también de mucha carga simbólica. Como los que nos gustan de esta serie:

“La próxima vez que nos veamos, hablaremos de tu madre”.D4KZSAgW4AAM7G1

Y es que Bran quería que lo revelara alquien en quién en realidad Jon confiara, mientras él esperaba por “un viejo amigo”. Ese reencuentro es justamente el que cierra este primer episodio, disparando el primero de los dos grandes interrogantes que deja el mismo. ¿Qué saldrá de este reencuentro? y ¿qué representa el símbolo que The Night King formó en la pared con Lord Umber?

and-inside-course-was-young-lord-umber-killed-and-pinned-wall

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s