A Knight of the Seven Kingdoms: el de las despedidas

No hay comentarios

Si decíamos que el episodio anterior, Winter is here, fue el episodio de los reencuentros y que también apuntaba a saciar un poco de la ansiedad que habíamos acumulado en este par de años, bien vale decir que este segundo episodio contribuye a despertar toda la anticipación posible ante el enfrentamiento inminente con los White Walkers. También, por ende, sirve para dar paso a lo que aparentemente son muchas despedidas entre varios personajes. Y marcar, ¿por qué no? el destino de algunos, en base a decisiones que desconocemos todavía pero que nos vienen comiendo la cabeza generando ciertas dudas desde el cierre de la temporada anterior.

Las cosas que hacemos por amor
Mientras algunos sectores (?) reclaman por algo más de acción, menos diálogos y sienten que en estos primeros capítulos hubo mucho relleno, desde la serie parece no haber mayor apuro en mostrarnos “lo bueno” por más de que cada vez queden menos episodios. También habíamos hablado de su importante juego sobre nuestras expectativas y el control propio que tienen sobre su historia.
Yendo ya al punto, este segundo episodio lleva ese nombre porque en la escena donde Tyrion invita a todos a sentarse a tomar unas copas y “contemplar su inminente muerte”, Jaime nombra “caballero” o knight (es importante recordar que esta palabra no tiene género en inglés) a lady Brienne of Tarth, en una escena que es –cuanto menos- emocionante y con un enorme sentido de justicia. No creo haber sido el único agitando los puños mientras festejaba ese momento.

D4uL3OJXsAAjnfS
Por otro lado, Daenerys intentó un acercamiento hacia Sansa; en algo que daba más la impresión a una mera maniobra política antes que una sincera intención de congraciarse con lady Winterfell. Y aparentemente así fue. Ya que la misma Sansa dio pie a las intenciones de la Madre de Dragones nada más que para, acto seguido, preguntarle abiertamente que sería del Norte, una vez que todo acabe. En nada más que dos episodios, Khaleessi parece haber olvidado todo lo que aprendió en las temporadas anteriores, lejos de desarrollar actitudes propias de una reina, se acerca más a alguien completamente cegada por el poder. Sansa, por otro lado, viene ganando por 2 a 0 en esta pequeña batalla táctica que están teniendo desde comienzos de temporada.

 

 

Siguiendo con las despedidas, tal como decíamos al comienzo, abundan en Winterfell previo a la Gran Guerra. Davos, Jorah, Sam, todos parecen estar en lo suyo antes de adentrarse en lo que será la batalla. Nadie como Arya Stark. Quién había pedido a Gendry (el bastardo de Robert Baratheon) que le diseñe un arma que quería muy especialmente. Era más que evidente el cruce de miradas e intenciones de ambos, pero no dejó de ser increíble cuando la joven Stark tomó la iniciativa y nos dejó a todos boquiabiertos frente a la pantalla, mostrando que lejos está de aquella nenita que aparecía en la primera temporada.

 

 

Quién parece tener algunos problemas (?) para encontrar el momento oportuno de decir ciertas cosas es Jon. O Aegon, lo que sea. Quién, frente a la tumba de su madre Lyanna Stark, le revela su verdadera identidad a Daenerys, quién no se lo toma de la mejor manera. Justo antes de que suenen las trompetas. La muerte está llegando y la resolución de 8 temporadas de una de las series más espectaculares de la historia parece inminente.
“Las cosas que hacemos por amor” es la reflexión de Jaime antes de arroja a Bran de la cima de la torre al final del primer episodio. Es lo que le recuerda Bran, al comienzo de este. Un concepto que no solo va a lo que Jaime sentía por su hermana, sino por toda su familia. A lo que muchos personajes de la serie transmiten y transmitieron a lo largo de la misma. Incluso antes.

 

 

La música que canta Podrick mientras siguen tomando después de armar caballero a Brienne se llama “Jenny’s Song”. Jenny of Oldstones era la extraña y misteriosa mujer de la que el príncipe Duncan Targaryen, hijo de Aegon V se enamoró. Por ella rechazó su derecho al trono y abdicó a su condición de príncipe. ¿Le suena a algo que un personaje de la serie pueda hacer, llegado el momento? No es solo una canción con un gran simbolismo histórico, sino que hasta cargada de ese mensaje sobre el adiós que se están transmitiendo los protagonistas. Ya se reencontraron, ya se despidieron, las trompetas sonaron, se viene la guerra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s