Avengers Endgame: el fin es parte del viaje

No hay comentarios

Voy a comenzar esta entrada, que tiene un gran valor sentimental para mí, diciendo que estoy muy contento de estar haciéndola: es el final de una parte muy feliz de mi vida. Es el cierre de 10 años de historias y películas que, cuando empezaron, no sabía que necesitaba. Y hoy no sabría que hacer sin ellas. También voy a comenzar advirtiendo que está entrada está llena de SPOILERS, porque me parece la mejor forma de hablar de todo lo que hay que hablar. Así que, para lo que hubiera lugar: SPOILER ALERT.

 

“No pudiste vivir con tu propio fracaso. ¿A dónde te trajo eso? De vuelta a mí”

Avengers Endgame es mucho más emotiva y sentimental que su predecesora Infinity War. No, no quiere decir que Infinity War sea mala ni nada por el estilo, es más, demuestra lo buena que es Endgame. Y lo es porque, a diferencia de la anterior, evoca literalmente todas las sensaciones y emociones posibles. No va directamente a los bifes, si no que construye un entorno sumamente nostálgico y desolador. Los personajes tienen que convivir con lo que pasó, pasamos a una instancia frenética que es cuando ven una pequeña luz de esperanza al ubicar el planeta donde está Thanos a la completa incertidumbre cuando se nos revela que destruyó las gemas, que lo que hizo no se puede deshacer, que los que se fueron nunca volverán. Y Thor, finalmente, va por la cabeza.

Me pareció una movida excelente de los Hermanos Russo: no era necesario plantear tan prontamente una segunda batalla contra el Titán Loco. Los Vengadores tuvieron esa oportunidad y, mal que nos pese, perdieron. No pudieron contra la situación en ese momento y fracasaron. Era la ocasión ideal para que hagan honor a su nombre y encuentren la forma de revertir lo que pasó, pero ¿cómo hacer esto?
El segundo gran recurso que, me parece, estuvo brillantemente elegido y muy bien ejecutado, fue el de los viajes en el tiempo. Se nos mostró en Ant Man and the Wasp y sabíamos que iba a tener una relevancia para esta trama. Lo tuvo y fue genial. Agradecimiento aparte para la rata que sacó a Scott Lang del reino cuántico (?), 5 años después de que Thanos murieran y los protagonistas tuvieran que aprender a vivir con lo inevitable, Lang vuelve para plantear esta opción, los héroes se ponen manos a la obra y allá vamos de nuevo por las gemas del infinito. En el medio de todo eso, nuevamente con un gran manejo de narrativa, se nos explica que, por más que viajen al pasado y alteren ciertos sucesos, esto no modifica el futuro, sino que crea nuevas líneas temporales. A lo mejor necesito algunos ejemplos para graficar mejor esto:

En la película se hace referencia a Volver al Futuro. Aunque tiene sus diferencias, el Doc Brown explica sobre líneas temporales.

 

Trunks es quién mejor se acerca a una explicación sobre como viajar en el tiempo no altera el pasado o futuro, sino que crea otras líneas temporales.

 

Whatever it takes 

Explicaciones de cómo funciona el espacio/tiempo aparte (?), disfruté mucho con la relevancia que cobró a partir de esto Ant Man, así como del espacio del que se hizo Paul Rudd como Scott Lang, para recordarnos porque es tan genial. Cada intervención suya aportaba solamente genialidad y la coronación de ello fue el “that’s America’s ass (ese es el trasero de America)”, uno de los mejores chistes de la película. Así mismo, resultó increíble como quedó demostrado que cada personaje tuvo su lugar y momento, nadie sobró, nadie faltó. Una gran prueba es el espacio que pudieron darle a personaje como Hawkeye y Black Widow, quiénes construyeron grandes arcos en estos 10 años y encontraron su coronación con esa escena final donde finalmente Black Widow se sacrifica por la gema del alma. No sé si su muerta era la más obvia o no. O si podemos realmente criticar el hecho de que hayan ido los únicos dos héroes sin poderes a viajar por espacio, a un planeta desconocido. A veces tenemos que dejarles a las películas de esta clase con su propia lógica.

avengers_endgame_group_shot.0

Al tratarse esta de una despedida, el punto fuerte de los arcos recae principalmente en el de los Vengadores originales, funcionan como un gran fan service fantástico e increíble. En su paso por los años anteriores, mientras recolectan las distintas gemas, se nos muestran historias que ya vimos, pero desde otra perspectiva. Es una vuelta al pasado, para decirle adiós una última vez a esos momentos que a algunos nos marcaron para toda la vida.

Dentro de esos fan services, y como parte de reconocerlos como algo sumamente positivo en películas de este tipo, estuvo la escena del ascensor de Capitán America, donde sinceramente pensé que iban a repetir la pelea de Wintier Soldier (lo cual desde ya me parecía excelente). Sin embargo, optaron por algo todavía mejor: homenajearon a una gran polémica del mundo de los cómics, con el Cap diciendo el célebre “Hail Hydra” para llevarse el Teseracto. Sublime.

thor-hulk

En Infinity War fue Hulk, mejor dicho, Bruce Banner y su imposibilidad de llamar al monstruo verde a que de una mano. No me gustó esa decisión porque lo dejaba en un tono que rozaba lo patético. Punto y aparte para aclarar que ya en esta película volvimos a verlo, pero en su versión de Profesor Hulk la cual me resultó excelente. Volviendo al punto: en Endgame este mismo papel lo cumplió Thor y su incapacidad para superar la batalla con Thanos, su alcoholismo y subida de peso. Tampoco me gustó porque nos mostraron a un Thor muy inseguro, irresponsable y poco poderoso. Leí a varios muy divertidos con este papel. Sobre gustos… Eso sí, fui muy feliz con ese gran cierre que le dieron al reencontrarse con su madre en el pasado y la lección que ella le da sobre “corregir” solamente lo que esté a su alance. Cuando Thor llama al Mjolnir antes de irse y este acude el mensaje es claro: había fracasado, pero seguía siendo digno.

Avengers…assemble

avengers-endgame-sign-1-captain-america

A partir de ahí todo lo que siguió fue una genialidad tras otra que ya ni tiene caso narrar o repetir, porque tiene mucho más sentido ver y disfrutar en el cine. Un Thanos menos reflexivo que el de Infinity War, pero mucho más contundente y decidido. Una amenaza que superaba en número y fuerza a los Vengadores y, he de decir, como pocas veces sentí el peligro y la posibilidad de un final no del todo feliz. El chasquido de Profesor Hulk demoró, pero trajo a todo el equipo de vuelta y con ello una promesa que esperábamos hace más de 10 año: una batalle que solamente puede describirse como épica y delirante. A la orden del Capitan America y el célebre “Avengers…assemble”, momento donde quise romperme la garganta a gritos, todos los héroes se reunieron en un cuadro que parecía sacado de un sueño, pero era real. Estaban ahí, eso pasó. Cumplieron con creces lo que se nos prometió.

Ni siquiera me van a alcanzar las palabras para explicar todo lo que transmitió esa batalla con Thanos, la presencia de Capitana Marvel después de tanto tiempo, la suficiencia con la que lo enfrenta Scarlett Witch, lo suficiente que destaca cada héroe en pantalla, NI MUCHO MENOS cuando Capitán America se hace con el mjolnir de Thor, quién grita “¡lo sabía!”. En el fondo todos lo sabíamos.

I love you 3000

vengadores-endgame-iron-man-1554209726

Si a alguien podemos culpar del origen de todo esto es a Robert Downey Jr y su Tony Stark que nos entregó un Iron Man con un desarrollo y evolución brillantes. Era él quien siempre se sintió responsable por la seguridad, quien –a diferencia de los otros- superó lo ocurrido y siguió con su vida, se casó con Pepper, tuvo a su hija Morgan. Y volvió. Porque era lo correcto, porque lo necesitaban, porque no podía dejar las cosas así. Porque él…es Iron Man. Con esa frase, que había dado origen a todo (¿vieron que buenos son los fan services?), se hace con las gemas de Thanos, y lo borra a él y a su ejército para siempre. Así como se despide de los suyos y de nosotros (que somos un poco suyos) para siempre. En su funeral estarían todos, ¡hasta el pibe de Iron Man 3!, mientras despedían simbólicamente al reactor, que era “la prueba de que Tony Stark tiene corazón”.

avendgame5-3432f405ce33428dd9fe71c394ff1c44

Del Cap y su último viaje para devolver las gemas, quedándose en el pasado podemos hablar. Podemos decir que hubo una paradoja temporal en lo que hizo. O un error, porque debió, en realidad, abrir una nueva línea temporal. O no hubo error, porque ese era su propio futuro y él no lo alteró. Debatir esto nos llevaría más que solo esta entrada. O podemos disfrutar de un cierre sumamente conmovedor para este personaje, que algunos aprendimos a querer. Allá en el fondo (?).

La película actúa como el fan service más espectacular de la historia. Es, para mí sin lugar a dudas, la mejor dentro de este género que se haya hecho nunca. Es un cierre espectacular a un universo de historias espectaculares. Con sus altas y bajas, cierto, pero espectaculares en conjunto. Nos despide de unos personajes que no reencontraron con lo mejor de esta clase de historias. Es verdad que habrá otros, pero nada de lo que venga habrá de ser igual. Consiguió lo que venía logran el MCU a lo largo de estos años: levantar todos los sentimientos posibles, adentrarnos tanto en sus historias, en sus mundos, en sus personajes, que los sentíamos como propios, que los festejábamos como nuestros y que los sufrimos aún más. No hay escena post créditos, porque es el final, porque es el cierre. Porque hasta aquí llegó este maravilloso viaje. Porque el fin es parte del viaje.

 

Stan Lee sobre cómo nos hacen sentir las historias de superhéroes (vídeo de Pictoline)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s