The Iron Throne: nuestra guardia terminó

No hay comentarios

Finalmente, este recorrido de 8 temporadas, muchas sorpresas, muertes, emociones, frustraciones, muertes, dramatismo, muerte, giros, muertes e incoherencias, llegó a su fin. Creo que la mejor palabra para describirlo es: correcto. Palabra que a lo mejor quede corta para todas las características que cité antes, pero que es lo que fue: un final correcto. Ante la construcción de una historia fantasiosa y espectacular, en esta última temporada se preocuparon en atar cabos y resolver cosas. En cumplir, apagar todo e irnos.

ob_998cb2_mv5bzgvlyzc4mdytytayyy00n2i3lthlmgetot
Los Soprano, Lost, The X Files, Mad Men, Sons of Anarchy…todas series que, en su momento, juntaron a un gran grupo de fanáticos alrededor de cómo se desarrollaría y su historia. Y todas series que, en menor o mayor medida, supieron cosechar críticas en torno al final que decidieron darles a sus respectivas narraciones. Difícilmente alguna puede acercarse al impacto global y cultural que significó y significa Game of Thrones (solamente Los Soprano, de la que ya hablamos, salvando las grandes diferencias temporales) y, por ende, difícilmente puedan acercarse a todo el hype que envolvía la serie.
Como sabemos, porque nos enseñan desde primaria, una historia “normal” cuenta con introducción, nudo y desenlace. Esta última temporada, como no podía ser de otra manera, constituía el desenlace. En comparación con una introducción y desenlaces prácticamente épicos, el desenlace resultó apresurado, poco pensado y poco sorprenderte. El último episodio es una representación de la última temporada, que nunca se ocupó en desordenarse con el afán de sorprendernos o de dar algún giro completamente fuera de todo pronóstico. Se ocupó, por otra parte, de tomar las puntas de las historias que venía tejiendo a lo largo de estos años.

D6-_pb1XoAALvqW
Este último episodio nos presenta a Daenerys efectivamente loca y desquiciada y –como todo tirano- convencido de que su lógica era la correcta y debía imponerse. La visión de Daenerys de un trono destrozado y cubierto de (lo que resultó ser) cenizas y de Tyrion (al fin) abriendo los ojos hacia lo que sucedía, luego de ver a sus hermanos aplastados por los escombros. Jon, en principio, completamente entregado a Daenerys hasta que, gracias a Tyrion, también termina abriendo los ojos. Y termina cumpliendo con el rol que vinieron armando para él: salvar a todo Westeros. Capaz una forma más shakespiriana de cerrar esa trama, podía ser con Jon muriendo después de matar a su amada, pero bueno, quién soy yo después de todo.
Lo que vino a continuación, la mayor parte del episodio, fue una concatenación de cierres detrás de otro. El trono inexistente porque Drogon lo quemó antes de irse con el cádaver de Daenerys, Jon y Tyrion prisioneros, y un “consejo” de señores y ladies conformado para resolver que se haría con los 7 reinos. ¿Qué me hizo ruido? Que se consejo se reuniera para consultarle a Tyrion (hasta entonces prisionero acusado de traición) quién debía ser el rey. Bran no estaba en mis planes, y si bien no me pareció una mala decisión, resolver esta suerte fue un tanto simplista, previo guiño burlón hacia la democracia como posible forma de gobierno.

D6_VYqaXsAAOme1
Luego vemos a Sansa, independizando al norte y como reina del norte, Arya viajando libre al oeste (¿América?), Tyrion de vuelta como mano y Jon, exiliado a la Guardia del Norte (esa de la que nunca debió salir) como señal de castigo para con los inmaculados. Cada uno de los sobrevivientes con lo suyo. Y…eso fue. Así va una de las series más espectacular de los últimos tiempos. Con un final, en perspectiva, nada sorprendente ni explosivo, pero si dejándonos saber todo sobre cada personaje. Esos con los que tantos nos encariñamos y que extrañaremos. ¿Se pudo pedir más? Sin dudas, pero a diferencia de Los Soprano, Lost, The X Files, Mad Men y Sons of Anarchy, no podemos decir que nos quedaron grandes dudas por aclarar. Para todo lo demás, nos queda el recuerdo de cómo la introducción a este cuento nos dejó expectantes a su nudo y ansiosos por su desenlace. Nuestra guardia terminó.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s