IT Chapter 2: el desafío de soltar el pasado

No hay comentarios

Si ya leyeron otras entradas de este sitio, van a saber que algo que me emociona mucho es poder hacer entradas que den cierta continuidad a entradas que se hicieron antes. Principalmente porque me ayuda a repasar donde estuvo el sitio antes y donde está hoy y ver que lo que me parecía improbable antes hoy es una realidad bastante concreta. Con IT Chapter 2 pasa exactamente esto: es imposible no remontarse a su predecesora y, por tanto, al pasado. Es curioso que mencione al pasado, ya que me parece el tema principal que aborda esta cinta. Nuestro pasado y, más que nada, nuestro miedo a soltarlo.

it-chapter-2-still
IT Chapter 2 está dirigida nuevamente por Andy Muschetti y protagonizada por Jessica Chastain, James McAvoy, Bill Harder, Bill Skargard, entre otros y además del cast infantil de la primera entrega, quiénes repiten sus personajes en esta segunda parte. Es justamente este gran elenco y el trabajo de Muschetti en la dirección uno de los puntos más fuerte de la producción, ya que los primeros logran darle una continuidad en el desarrollo de los personajes sencillamente brillante y, a mi entender, bastante cómoda para el espectador que tiene que ubicarse en una historia que toma lugar 27 años después que la primera. El segundo porque tiene en la dirección el desafío de desarrollar una historia bastante larga e intenta no hacerla pesada ni desgastante, con varios juegos de planos y transiciones muy dinámicas; además de ciertas decisiones bastante entretenidas para una película de terror.

Si algo hemos de recordar de lo que habíamos visto en la primera entrega es que el payaso Pennywise era una criatura sobrenatural que aparecía en el pueblo de Derry cada 27 años para aterrorizarlo tomando la forma de los miedos más grandes de sus víctimas para alimentarse de ellos. Los protagonistas lograban salvarse del mismo haciendo frente, todos juntos, a estos miedos tan grandes. Pero, ¿qué puede ser más poderoso que los miedos que desarrollamos, y que tenemos que enfrentar constantemente, cada uno? El miedo inexorable a enfrentar –y soltar- nuestro pasado.

eso-it-chapter-two-especial_0_152_750_467

Todos tenemos una o varias cosas que nos marcaron anteriormente, por las razones que sean, y eso es lo que la hace tan personales: que son nuestros demonios y de nadie más. Lo que lo hace un lugar común es que es como un asunto pendiente, al que tenemos guardado en alguna parte, sin hacerle mucho caso, pero del que tampoco queremos desprendernos. ¿Por qué? Por el miedo que nos representa, por la influencia que tuvo y podría tener en nuestras vidas. Por no sentirnos capaces de ser suficientes.
Tras tantos años que pasaron dentro de la historia y la necesidad de volver a Derry para cumplir con la promesa que habían hecho cuando niños, no hay miedo más grande para los protagonistas que eso que dejaron atrás, enterrado en su pasado, pero que es necesario desenterrar para hacer frente a la figura aterradora de Pennywise. Es precisamente en este conflicto que se da uno, pero para la producción de la película (?) y es que  el argumento dramática y reflexivamente funciona bastante bien pero dentro de un contexto general, el terror se ve más bien relegado a un segundo plano.
Uno de los elementos que más siente eso es el propio Pennywise, quien en la primera parte era el que tomaba la formaba de aquello que más temían los personajes, entonces su participación formaba parte de un todo. En esta segunda entrega es más bien un complemento, perturbador y eso funciona, sin dudas, de aquél gran conflicto que están encarando los personajes al hacer frente a sus fantasmas del pasado. Es acá donde la duración quizás demasiada extensa y un final más cercano a la ciencia ficción que al terror propiamente dicho no le hacen justicia a una película que buscaba completar una larga y compleja historia de terror.

maxresdefault
Más allá de eso, tenemos el factor miedo presente tanto en la primera como en la segunda parte y una reflexión bastante cercana y humana, que yo realmente creo no escapa a nadie, como lo es el miedo a mirar a nuestro pasado y ver que tenemos a algo más aterrador que el propio Pennywise en él. Y que, a lo mejor, podemos seguir andando con eso ahí, anclado a nosotros, pero esperando alguna oportunidad para volver. O podemos darle un cierre total y definitivo, con todas las dificultades que esto acarrea, para buscar vivir una vida más libre, después de haber asumido el desafío de soltar el pasado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s